El futuro de la música es digital

Por Fraile y Blanco

¿Hay algún sector que no esté de una u otra forma dando el salto al ámbito digital? No sería demasiado descabellado afirmar que no, que todos, en mayor o menor medida, están trasladando parte de sus estructuras y contenidos a Internet. Porque no estar en Internet es no existir, básicamente.

Con todo, hay sectores cuyo desembarco en lo digital ha supuesto toda una transformación, una auténtica revolución. Hablamos de sectores como las telecomunicaciones, el sector editorial, el comercio… o la música.

Salvando la siempre discutida cuestión de la piratería, que nos atrevemos a tildar de pasajera, lo cierto es que el sector de la música es uno de los que más partido le está sacando a la digitalización de las estructuras económicas y sociales. Tanto es así que a estas alturas los soportes físicos para la música están en franca recesión, mientras que el consumo de música en formato digital no hace sino crecer  exponencialmente.

En la última edición de nuestro inaudito think tan sobre innovación y contenidos digitales, Talentya 2011, tuvimos con nosotros a Roberto Carreras, fundador de Novaemusik y uno de los promotores de El Plan B, la revolucionaria plataforma musical que su socio, Carlos Jean, presenta cada semana en el programa El Hormiguero. Si algo nos quedó claro en aquella ocasión es que el futuro de la música es digital. Y lo dijo alguien que sabe mucho del tema.

Como no podía ser de otra forma, el sector de las aplicaciones también se ha sumado con entusiasmo al desarrollo de aplicaciones que buscan aprovechar el enorme abanico de posibilidades que ofrece lo digital en materia musical: creación, difusión, participación social… Hoy queremos hablaros de la que es, seguramente, la app más destacada en este ámbito: Shazam.

Shazam es una aplicación basada en una idea tan sencilla como potente: descubrir qué canción está sonando en un momento dado, ese sueño que tantos no pudimos ver cumplido durante nuestras agitadas y analógicas adolescencias, en las que no nos quedaba más remedio que abandonar a su suerte a esa melodía desconocida que nos había cautivado. Ese es precisamente el milagro de Shazam: permite a cualquiera reconocer cualquier canción que suene con tan solo acercar nuestro smartphone a la fuente del sonido.

De forma inmediata, Shazam rastrea su base de datos e identifica la canción, ofreciendo no sólo el título y su autor, sino un sinfín de posibilidades como su compra a través de plataformas musicales como iTunes, el compartirla en las redes sociales, el acceso directo al videoclip, la visualización de la letra del tema… Son tantas que mejor os la bajáis e investigáis, porque os va a sorprender sí o sí.

Shazam es una de las cuatro apps más descargadas de la App Store y gracias a su enorme éxito se ha convertido en un caso de referencia  en el mundo de las aplicaciones móviles. A medidados de 2011 ya contaba con más de 11 millones de usuarios en los cinco continentes y cada mes suma 250.000 canciones a su base de datos, que ya supera los 10 millones de títulos.

Esta aplicación está disponible tanto para Android como para iPhone y existen dos versiones, una gratuita con servicios limitados (que es, en cualquier caso, una versión completísima) y una de pago sin límite de servicios.

Por todo ello, no hemos podido dejar pasar la oportunidad de incluir esta increíble aplicación en nuestra inaudita newsletter sobre las mejores apps del mercado, a la que podéis suscribiros a  través de este enlace.

Por lo demás, os animamos a descubrir Shazam. No volverá a faltar en vuestro móvil, así que… ¿a qué esperáis?  Hey, Oh, Let’s Go!

 

Copyright © 2010 Blog Fraile y Blanco. All rights reserved.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies