¿Apuestan las grandes empresas por los nuevos canales de comunicación?

Por Fraile y Blanco

Cuando hablamos de innovación y competitividad en el mercado… ¿nos quedamos sólo en el discurso? Juanjo Fraile, director gerente de Fraile y Blanco, analiza la presencia de las grandes empresas españolas en el ámbito de las aplicaciones y la movilidad en uno de los blogs tecnológicos más importantes de España, A un Click de las TIC:

 

“Las nuevas tecnologías llevan tiempo cambiando los hábitos de las personas, aunque esta tendencia se está haciendo más profunda e intensa en los últimos años, gracias al auge del uso de dispositivos y aplicaciones móviles. Ya no nos comunicamos como lo hacíamos hace cinco años (¡ni siquiera dos!), no nos informamos a través de los mismos canales, no empleamos los mismos tiempos y espacios, nuestros patrones de consumo varían, nuestra forma de trabajar, de viajar… todo se transforma.

Sin embargo, este cambio no es homogéneo: existen sectores que se están adaptando de forma muy rápida e intensa, pero a otros les está costando más asumir y adecuarse a la nueva realidad.

A nivel social, es sencillo comprobar cómo esa transformación ya es una realidad ampliamente asumida y aceptada. La penetración de smartphones y tabletas en nuestro país es una de las más elevadas del mundo, así como su uso, medido por el número de descargas de aplicaciones, que asciende a 1.400.000 diarias.

Por el contrario, si analizamos el tejido empresarial de nuestra economía, vemos que existen dos sectores claramente diferenciados: el de emprendedores y pymes, por un lado, y el de las grandes empresas por el otro. En ambos casos, la actitud y la forma de afrontar el nuevo horizonte móvil son claramente distintas.

Tal como afirmó Francisco Salcedo, director de Estrategia y Nuevos Negocios de Telefónica España, en la Jornada de Movilidad Corporativa 2012 :

Para el caso de emprendedores y pymes, hay que destacar su actitud abierta e integradora, que busca descubrir en las nuevas plataformas y herramientas digitales –portales y aplicaciones, generalmente- ese plus que les permita ser más competitivos, ofrecer nuevos servicios o productos y abrir su mercado hasta niveles inimaginables hace menos de una década. En ese sentido, y pese a la notable diferencia de recursos entre ambos grupos, emprendedores y pymes están demostrando una enorme capacidad para reinventarse y adaptarse a las circunstancias que el nuevo mercado digital define.

Ya sea por las inercias y tiempos debidos a su tamaño, o por sus estructuras, etc., las grandes empresas están en el camino de la transformación, pero demostrando una mayor resistencia al cambio, a dar el salto a las oportunidades que las plataformas digitales ofrecen, en especial las aplicaciones.

Para contrastarlo, se ha analizado la presencia de las 35 empresas que operan en la bolsa española (IBEX 35) en una de las plataformas protagonistas de la revolución digital: la App Store de Apple. Y las cifras hablan por sí solas: 18 de las 35 mayores empresas españolas no cuentan con ningún tipo de aplicación en la App Store.

El sector bancario es líder en ofrecer estos nuevos canales digitales a sus usuarios para la gestión de sus productos y servicios. Asimismo, las grandes empresas de comunicación también han apostado por la movilidad, aunque en la gran mayoría de los casos por pura necesidad. De forma más tímida, el ámbito de la moda está empezando a adentrarse en el mundo digital, guiado por una de las grandes protagonistas del sector: Inditex. Por su parte, hay sectores totalmente ausentes en temas de movilidad como la alimentación, la construcción o la industria.

Podría pensarse que las empresas que forman parte de estos ámbitos creen no necesitar desarrollar nuevos canales de comunicación e interacción con su target, pero es evidente que tal planteamiento no es viable: son tantas las utilidades, funcionalidades y usos que puede tener una aplicación, que su falta de presencia puede catalogarse como un error estratégico. De hecho, existen otros sectores, como el energético, en el que las organizaciones están comenzando a ofrecer aplicaciones no relacionadas directamente con su actividad, pero que proporcionan al consumidor información útil o de interés, reforzando de esta forma su marca en el mercado. El caso de Repsol y sus aplicaciones sobre sus patrocinios deportivos (MotoGP) y aquellas relacionadas con sus guías(viajes y vinos), ilustran a la perfección la versatilidad de las aplicaciones y el potencial que pueden tener para cualquier empresa, máxime si son grandes corporaciones con un target masivo.

Tras este sencillo análisis, la conclusión resulta evidente: se puede optar por no estar en las tiendas de aplicaciones de los dispositivos móviles, pero el coste es mucho mayor que la inversión que se ha de realizar. ¿Dónde reside la diferencia? En el elevado retorno que tiene una buena aplicación, tanto a nivel comercial como en posicionamiento de una marca.”

Podéis acceder al artículo original a través de este enlace.

 

Copyright © 2010 Blog Fraile y Blanco. All rights reserved.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.